Anticonceptivos contaminantes: los efectos de la presencia de medicamentos y drogas recreativas en el agua

16 de junio de 2023 - 15.27 / Actualizado: 22 de febrero de 2024 - 19.55

Arroyo-girado-2
Arroyo-girado-2

Un estudio sobre la contaminación del agua en la costa sur de Inglaterra reveló altos niveles de sustancias químicas potencialmente nocivas, entre ellas drogas recreativas y antidepresivos. Los contaminantes, llamados "emergentes", provienen de diferentes productos, como los de higiene personal.

En detalle.

Ambientalistas de Hampshire y Sussex unieron fuerzas con las Universidades de Brunel y Portsmouth para analizar cientos de muestras de agua de los puertos de Chichester y Langstone.

En más de 288 muestras, los investigadores detectaron más de 50 compuestos distribuidos en 22 áreas.

Figuran fármacos y medicamentos para la diabetes, así como una sustancia química producida por el hígado tras el consumo de cocaína.

El equipo también descubrió pesticidas, algunos de ellos prohibidos en Reino Unido.

En Argentina.

La problemática se replica en el país. Científicos del CONICET hallaron hormonas de origen humano en un arroyo que nace en la laguna de Chascomús.

El estudio fue publicado en 2020 en la revista Science of The Total Environment.

El equipo de investigación estuvo encabezado por Gustavo Somoza.

Se basó en muestras tomadas en distintos puntos aguas arriba y abajo del arroyo Girado, donde se encuentra la salida del desagüe de los líquidos cloacales del municipio.

Los expertos midieron la concentración de siete hormonas sexuales naturales excretadas por humanos, entre ellas estradiol y testosterona, presentes en mayor proporción en mujeres y hombres, respectivamente, y la hormona de origen sintético etinilestradiol, que suele utilizarse en la producción de píldoras anticonceptivas femeninas.

Causas.

Las hormonas llegan a los cuerpos de agua cuando se desechan en la orina o mediante medicamentos vencidos que se tiran por el inodoro. Se ha comprobado que algunos de estos contaminantes emergentes se mantienen en las mismas concentraciones en aguas residuales ya tratadas.

Por qué importa.

Si bien los investigadores afirman que los niveles actuales no suponen un riesgo para la vida humana, la fauna marina se ve perjudicada por la presencia de estos contaminantes. Puede traer consecuencias no solo para el ambiente, sino también para la cadena alimenticia humana debido al descenso en el número de peces.

Profundizá

Peces feminizados.

La exposición a compuestos que alteran las hormonas puede hacer que los peces machos produzcan óvulos femeninos dentro de sus testículos. El fenómeno de “intersexualidad” en especies que no son naturalmente hermafroditas puede afectar el éxito de su capacidad reproductiva y producir un impacto en futuras generaciones. En Argentina, dos de las especies afecatadas son el pejerrey y la madrecita de agua. Una forma de proteger a los machos de ser feminizados es actualizar las plantas de tratamiento de aguas residuales para que estén mejor equipadas para procesar los compuestos de estrógeno.