software-telam
software-telam

Esta semana volvió a la agenda la discusión sobre el monotributo tecnológico, o MonoTech, luego de que el ministro de Economía y precandidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, anticipara que anunciaría novedades al respecto. El proyecto está destinado a quienes venden sus servicios al exterior y cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados. CORTA habló con funcionarios, representantes del sindicato de trabajadores informáticos y de las empresas del software, para conocer sus posiciones al respecto.

Cómo es el MonoTech.

La medida crea un nuevo tipo de monotributo, destinado a aquellos que facturen hasta U$S 30 mil anuales por sus servicios en el exterior, más allá del rubro en el que estos estén insertos. Quienes ingresen al régimen estarán exentos de IVA, Ganancias y derechos sobre la exportación y podrán disponer de forma libre de sus ingresos al valor del dólar MEP.

Qué dicen las empresas.

"El monotributo es una forma de contratación precaria, es más precario que una relación de dependencia. Nuestro sector en los últimos años paso de 20 mil a 140 mil empleos. Había 30 mil personas fuera del sistema, hoy debe estar en torno de los 50 mil", detalló a CORTA el presidente de la Cámara del Software (CESSI), Sergio Candelo.

Con la actual brecha cambiaria, la relación entre lo que se puede pagar en Argentina y las ofertas de afuera es de 4 a 1. Los perfiles más demandados a nivel mundial ganan U$S 2.500 al mes o más. Para pagar U$S 30 mil al año en mano, son unos $13 millones. A eso le tenés que sumar el doble en impuestos. Conviene hacer la empresa en Uruguay", agregó.

"La medida le da competitividad a las empresas que no están en Argentina y beneficios que no tienen las empresas locales. Podrías exportar valor agregado, esto es como exportar soja en grano y que se procese afuera".

Qué dice el sindicato.

"El sindicato tiene una postura favorable al MonoTech", sintetizó en diálogo con este portal Esteban Sargiotto, director del Observatorio del Trabajo Informático de AGC, el gremio de los informáticos, quien consideró como "muy endebles" los argumentos de los representantes de las empresas. "Hoy la gente a la que beneficiaría el monotributo tecnológico sencillamente cobra (en dólar) blue y, con esta ley, podría blanquear sus ingresos sin tener permanentes problemas con AFIP o la UIF", agregó.

"Quienes cobran en dólares para el exterior son una minoría y quienes cobran altas sumas son una minoría todavía más pequeña de perfiles muy profesionalizados. Para ciertos perfiles, las cámaras van a tener que competir en condiciones más favorables al trabajador, que ahora podrá exigirle salarios más altos".

"Es una fantasía y un mero fantasma suponer que toda la masa de trabajadores en relación de dependencia va a conseguir empleo directo como freelancer o contractor en el exterior. En todo caso, eso desnuda la realidad del sector: que pagan malos salarios".

Qué dice el Gobierno.

"La medida va mucho más allá del sector del software. Calculamos que va a beneficiar a unos 300 mil pibes que hoy venden sus servicios al exterior", aseguró a este medio el subsecretario de Financiamiento y Regulación de la Economía del Conocimiento, Edgardo Kutner.

"La medida no tiene fines recaudatorios, sino que busca blanquear una situación que ya existe", agregó, y afirmó que el Gobierno está dispuesto a dialogar con las empresas del sector respecto de posibles medidas complementarias.