Tarifas de luz y gas | Subsidios energéticos: se lo sacarán a quienes tengan prepaga, hayan viajado al exterior o comprado dólares

Por Francisco Muzzo

27 Febrero de 2024 - 13.05

Factura de Edesur
Factura de Edesur — Télam.

La Secretaría de Energía presentará en la audiencia pública de este jueves un nuevo esquema de segmentación del sector energético. Este incluye el cálculo de una Canasta Básica Energética (CBE), que contemplará la luz y el gas, y que será subsidiada de manera directa a los usuarios que puedan demostrar que sus ingresos son bajos en relación al costo de los consumos. Entre otros, quedarán fuera del beneficio quienes sean titulares de prepagas no vinculadas a un trabajo en relación de dependencia, hayan viajado a países no limítrofes en los últimos 5 años o comprado moneda extranjera en los últimos 3 meses.

Por qué importa.

El Gobierno aspira a implementar el nuevo esquema a partir de abril. De aprobarse, este cambio en la lógica de asignación de los subsidios se dará en simultáneo con un nuevo esquema de ajustes mensuales en los precios de las tarifas que también impulsa el Ejecutivo.

En detalle.

Según el esquema que propondrá el Gobierno, la CBE deberá contemplar "las necesidades indispensables de consumo de electricidad y de gas de los hogares". Para acceder a un subsidio de parte del valor de esta canasta, que se determinará de manera diferenciada según la región geográfica, las familias deberán demostrar bajos ingresos en relación a la misma. Estos ingresos declarados serán comparados con los datos del Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (SINTyS) y otras bases.

Las exclusiones.

Según la metodología propuesta por Energía y que será debatida el jueves en la audiencia, podrían quedar excluidos del beneficio aquellos grupos convivientes que tengan algún integrante que posea:

  • Una aeronave o una embarcación de lujo o con fines recreativos;
  • Dos o más inmuebles;
  • Un auto de menos de 5 años de antigüedad, 2 autos de menos de 10 años de antigüedad o un auto de lujo o colección;
  • Medicina prepaga no vinculada a su empleo en relación de dependencia;
  • Más de una salida a países no limítrofes en los últimos 5 años;
  • Una empresa privada (o que sea miembro de un directorio);
  • Consumos en tarjeta de crédito o en billeteras virtuales superiores a 5 salarios mínimos;
  • Compra de dólares en los últimos 3 meses;
  • Consumos en telefonía móvil superiores al 25% de un salario mínimo.

Además.

Todavía resta definir cuál es el porcentaje de los ingresos de un grupo conviviente que deberá significar la CBE para que esas personas puedan acceder al subsidio. La intención del Ejecutivo es que el beneficio se entregue de manera directa a los usuarios y que logre cubrir la diferencia entre el valor de la CBE y ese porcentaje. Por ejemplo, si Energía considera "razonable" gastar como máximo un 10% de los ingresos en servicios, y el CBE es de $20.000, las familias subsidiadas deberán ganas menos de $200.000 y recibirán la diferencia entre esos $20.000 y el 10% de sus ingresos.