Irlanda: el primer ministro perdió un referéndum sobre el rol de la mujer y renunció

20 Marzo de 2024 - 10.26

Leo Varadkar
Leo Varadkar — X

El primer ministro o taoiseach de Irlanda, Leo Varadkar, anunció hoy que renunciará a su cargo y a la presidencia de su partido, el conservador Fine Gael. "Ya no soy la persona adecuada para el puesto", argumentó el funcionario, que adujo motivos "políticos y personales" para su dimisión. 

En contexto.

Varadkar, que era el jefe de Gobierno desde diciembre de 2022, venía de sufrir una fuerte derrota política cuando el 70% de los irlandeses votaron en contra de un referéndum para cambiar algunas referencias a la familia y al rol de la mujer en la Constitución irlandesa.

El referéndum.

Los referendums proponían cambiar el artículo 41 de la Constitución irlandesa, que data de 1937. El primero buscaba ampliar la definición de familia más allá del matrimonio e incluir también a las "relaciones duraderas" y a sus hijos. El segundo proponía suprimir un apartado que hace referencia a las "obligaciones de las madres en el hogar" y reconocer las tareas de cuidado de todos los miembros del núcleo familiar. El Gobierno, que impulsaba las reformas, propuso que la fecha de las elecciones coincida con el Día Internacional de la Mujer.

La votación. 

La participación en los comicios fue de apenas un 44%, muy inferior al 64% del referéndum que en 2018 aprobó el aborto en el país europeo  y que el 60,5% que hizo lo propio al votar a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en 2015. 

Los resultados. 

Los resultados fueron contundentes: el 67,69% de los votantes se opusieron a los cambios en el concepto de familia y el 73,9% a la modificación al adendo sobre el rol de la mujer.

Qué pasó. 

Los principales medios del país afirman que la derrota se produjo porque las elecciones fueron convocadas de manera anticipada y con una mala estrategia de difusión por parte del oficialismo. Además, consideran que para muchos de los votantes las modificaciones que proponía el conservador Ejecutivo irlandés no eran tan profundas como ameritaba el texto original. Esto provocó un desencanto en amplios sectores del progresismo, incluso con movimientos feministas que llamaron a votar en contra de las reformas, e impidió que se construyan mayorías diversas a favor del "sí" como en los referéndums de 2015 y 2018.

Declaración ampliada.

"Sé que esto será una sorpresa para mucha gente y una decepción para algunos. Nunca hay un momento correcto para renunciar a un alto cargo", afirmó en conferencia de prensa el taoiseach, y agregó: "Sé que inevitablemente habrá especulaciones sobre la verdadera razón de mi decisión. Las razones son personales y políticas. Después de siete años en el cargo, ya no siento que sea la mejor persona para ese trabajo. Eso es todo. No tengo nada más planeado ni en mente. No hay planes personales o políticos fijos, pero espero tener tiempo para pensar en ellos".