etiquetas
Mama antula
papa2
papa2

El papa Francisco canonizó hoy a la Beata María Antonia de San José, conocida como Mama Antula. De esta forma, se convirtió en la primera argentina en ser declarada santa.

Por qué importa.

La ceremonia contó con la presencia del presidente Javier Milei y de una extensa comitiva del Gobierno nacional. Además, asistieron el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, y el mandatario de Santiago del Estero -de donde es originaria Mama Antula- Gerardo Zamora.

El saludo de Milei y el papa.

Previo a la canonización, el papa se aproximó a Javier Milei, quien lo recibió con un abrazo y cruzó algunas palabras. Fue el primer encuentro entre ambos. Mañana el sumo pontífice lo recibirá en una audiencia bilateral.

La canonización.

"Con la autoridad de nuestro señor Jesucristo, de los santos apóstoles, Pedro y Pablo, y después de haber reflexionado largamente, invocado muchas veces la ayuda divina y escuchado el parecer de nuestros numerosos hermanos, declaramos y definimos santa a la beata María Antonia de San José de Paz y Figueroa, y la inscribimos en el catálogo de los santos estableciendo que en toda la Iglesia sea honrada devotamente entre los santos. En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, amén”, expuso Francisco eal momento de canonizarla.

La confusión de la transmisión oficial.

La transmisión oficial del Vaticano confundió a el vínculo de Javier Milei con su hermana y presentó a Karina como "la esposa del presidente".

Profundizá

Quién es Mama Antula.

Nació en 1730 en Santiago del Estero y fundó en Buenos Aires de la Santa Casa de Ejercicios Espirituales. Durante su vida pracitó ejercicios espirituales en distintas provincias del norte y entre comunidades criollas y originarias. Falleció el 7 de marzo de 1799 y sus restos descansan en la actualidad en la iglesia de Nuestra Señora de la Piedad de la ciudad de Buenos Aires. En 2010, Benedicto XVI la consideró “venerable” y aseguró que “practicó las virtudes cristianas en grado heroico”.

Además.

Fue la primera vez en los once años de pontificado del papa argentino que una canonización se llevó a cabo dentro de la Basílica de San Pedro y no en la plaza de San Pedro.