etiquetas
davos javier milei

Las 8 claves de Milei en Davos: reivindicación del "empresario exitoso" y críticas al aborto

17 Enero de 2024 - 11.54

WhatsApp-Image-2024-01-17-at-13.33.04
WhatsApp-Image-2024-01-17-at-13.33.04

El presidente Javier Milei aseguró hoy en su presentación ante el Foro Económico Mundial de Davos que "Occidente está en peligro" porque quienes tienen que "defender sus valores" se encuentran cooptados "por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo". También reivindicó al capitalismo de libre empresa y al "empresario exitoso", al que definió como "un héroe", aseguró que la "lucha entre el hombre y la mujer" y "entre el hombre y la naturaleza" son "supuestos conflictos" impulsados por el socialismo y criticó el aborto.

En contexto.

El de hoy fue el primer " target="_blank" rel="noreferrer noopener">discurso internacional de Milei desde que asumió el pasado 10 de diciembre. Días atrás, el mandatario aseguró que llegó a Davos con el objetivo "plantar las ideas de la libertad" en el Foro, que según él está "contaminado de la agenda socialista".

Profundizá.

Occidente en peligro.

"Hoy estoy acá para decirles que Occidente está en peligro, porque aquellos que supuestamente deben defender sus valores se encuentran cooptados por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo, y en consecuencia a la pobreza. En las últimas décadas, los principales líderes del mundo occidental han abandonado el modelo de la libertad por distintas versiones de lo que llamamos colectivismo. Nosotros estamos acá para decirles que los experimentos colectivistas nunca son la solución para los problemas que aquejan a los ciudadanos del mundo, sino que son sus causas", dijo Milei.

Capitalismo.

"Lejos de ser la causa de nuestros problemas, el capitalismo de libre empresa como sistema económico es la única herramienta que tenemos para terminar con el hambre, la pobreza y la indigencia a lo largo y a lo ancho de todo el planeta. Sus detractores dicen que el capitalismo es injusto. Dicen que es malo porque es individualista y que el colectivismo es bueno porque es altruista -con la ajena- y en consecuencia bregan por la justicia social. Este concepto que en el primer mundo se ha puesto de moda en la última década en mi país es una constante en el discurso político de los últimos 80 años".

Justicia social.

"El problema es que la justicia social no es justa, sino que tampoco aporta al bienestar general. Por el contrario, es intrínsecamente injusta porque es violenta. Es injusta porque el Estado se financia a través de impuestos, que se cobran de manera coactiva. A mayor carga impositiva, mayor es la coacción, menor es la libertad".

Empresarios.

"Gracias al capitalismo de libre empresa hoy el mundo se encuentra en su mejor momento. No hubo nunca un momento de mayor prosperidad que en el que vivimos hoy, que es más libre, rico, pacífico y próspero que en cualquier otro momento de nuestra historia. El capitalista, el empresario exitoso, es un benefactor social, que lejos de apropiarse de la riqueza ajena contribuye al bienestar general. En definitiva, un empresario exitoso es un héroe", agregó Milei.

Twitter

Monopolios.

"El modelo neoclásico dice querer perfeccionar el funcionamiento del mercado atacando lo que ellos consideran fallos, pero al hacerlo abren las puertas al socialismo y atentan contra el crecimiento económico. Un ejemplo es (querer) regular monopolios, destruirles las ganancias y destrozar los rendimientos crecientes, que automáticamente destruiría el crecimiento económico".

Mujeres y ambiente.

"Dado el estrepitoso fracaso de los modelos colectivistas y los innegables avances del mundo libre, los socialistas se vieron obligados a cambiar su agenda. Dejaron atrás la lucha de clases basada en el sistema económico para reemplazarlas por otros supuestos conflictos sociales. La primera de estas nuevas batallas fue la pelea ridícula y antinatural entre el hombre y la mujer".

"Otro de los conflictos que los socialistas plantean es del hombre contra la naturaleza. Sostienen que los seres humanos dañamos al planeta, que debe ser protegido a toda costa, incluso llegando a abogar por mecanismos de control poblacional o en la agenda sangrienta del aborto".

"Estas ideas nocivas han pregnado fuertemente en nuestra sociedad. Los neomarxistas han sabido cooptar el sentido común de Occidente gracias a la apropiación de los medios de comunicación, la cultura, las universidades y también de los organismos internacionales. Este último caso es el más grave, porque se trata de instituciones que tienen enorme influencia en los países que los integran".

Twitter