imagen_2023-12-09_153353108
imagen_2023-12-09_153353108

El gobernador electo de Córdoba, Martín Llaryora, repudió hoy las amenazas que sufrió un integrante de la agrupación de Derechos Humanos Hijos Córdoba y la agresión hacia la sede provincial de Radio Nacional.

Por qué importa.

Amnistía Internacional Argentina alertó durante la campaña electoral sobre un aumento de "violencia y amenazas" que apelan a "crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura".

Amenazas.

Fernando Albareda, hijo del desaparecido Ricardo Fermín Albareda Kalemberg, se encontró con carteles en la puerta de su casa que leían: "Sos hijo de terrorista. Se te terminaron los amigos de la Policía. No vayas más a la escuela ni a jefatura. Va a morir. Te vamos a juntar con tu papito". Además, pintaron cruces esvásticas y colocaron seis balas. Desde Hijos Córdoba exigieron "el urgente esclarecimiento y castigo a los responsables".

Vandalismo.

Las autoridades de Radio Nacional Córdoba denunciaron ayer que una persona destrozó el frente vidriado del Auditorio de la emisora en la capital de la provincia y huyó, pero poco después fue detenida. "La violencia sobre lo público es preocupante a horas de celebrarse los 40 años del retorno a la democracia", remarcaron desde la emisora.

Declaración.

"Expreso mi enérgico y firme repudio a las amenazas que sufrió un integrante de la agrupación Hijos Córdoba. Del mismo modo, repudio la agresión hacia la sede de Radio Nacional Córdoba. La Justicia debe esclarecer estos hechos que tanto daño provocan a la convivencia democrática", manifestó Llaryora.

Twitter